Arte

Iglesia de la asunción estilo protogótico del siglo XIII, compuesta de nave única con cabecera recta y dos capillas de planta cuadrada delante de esta.Su espacio se cubre por seis tramos irregulares de bóveda de medio cañón apuntado. Hubo reformas en 1625 de estilo gótico tardío.En el interior destaca el retablo mayor barroco.

La iglesia de la Asunción de Nuestra Señora cuyo origen data del siglo XIII, según cuenta Olcoz y Ojer a finales del siglo XVI, necesitó grandes reparaciones en todo su conjunto y sobre todo en la prte del presbiterio y nave central, porque la bóveda de dicha parte amenazaba a desplomarse. Parece ser que hasta el siglo XVII no se hicieron tales reparaciones, según se dice más adelante: Así llegaron al año 1625, fecha en que ya no se pudieron demorar por más tiempo las obras.

Efectivamete, aunque la planta rectangular de siete tramos con su cubierta de cañón apuntado rreforzada con fuertes arcos fajones que descansan en ménsulas que debieron tener decoración figurativa o vegetal, permanecen de su construcción original, vemos un tramo con bóveda añadido al final de la nave que puede ser de la citada reparación efectuada en el siglo XVII, al igual que las cubiertas de las capillas laterales y sus arcos de ingreso, la sacristía añadida delante del ábside plano y al pórtico.

El acceso al templo se efectuaba por una portada de la época inicial que ha sido medio cegada. Es muy sencilla de arco apuntado en el lado de la Epístola, a los pies de la nave.

La torre también proviene de su época medieval, la compone un cuerpo prismático con dos vanos de medio punto para las campanas, pero el añadido en su parte superior es moderno.

Al exterior, se aprecia el recrecimiento sobre los sillares originales que hubo de efectuarse para la reparación de las bóvedas.

Conserva el retablo mayor barroco del siglo XVII, un relieve de San Juan Bautista Evangelista del siglo XVI en madera policromada sobre púlpito moderno y pila bautismal pétrea decorada con iconografía arcaizante.

Conserva una hermosa pila bautismal de la época. La soporta un pedestal de media naranja.

Arte: Destaca como principal monumento de esta pueblo la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, construcción pregótica de hacia 1200 compuesta de nave única con cabecera recta y dos capillas de planta cuadrada delante de ésta. Su espacio su cubre por seis tramos irregulares de bóveda de medio cañón apuntado, marcados por robustos fajones de sección cuadrada o pentagonal que arrancan de ménsulas decorativas, la mayoría de ellas muy deterioradas, aunque son visibles representaciones figurativas o motivos vegetales. En 1625 el centro francés Pedro de Sara realizó diversas obras en el templo, especialmente en la capilla mayor y en las letras. En estas últimas se forman, de acuerdo con un gótico rezagado, los actuales ingresos de medio punto y las bóvedas de crucería con sus correspondientes ménsulas y claves. A esta misma etapa de obras debe pertenecer la bóveda elíptica añadida al tramo de los pies un torreón prismático con arcos apuntados y de medio punto en el cuerpo de campanas. También se conserva de la fábrica protogótica de la portada de esquema apuntado existente en el muro de la Epístola. Su pórtico delantero data del siglo XVII, aunque reconstruido totalmente en 1801 por los canteros Silvestre de Aldunate, Juan de Echarte y Pedro de Yerabide.
Preside el interior del tiempo un retablo mayor barroco, realizado entre 1678 y 1691 por el maestro José de Iturmendi. Su arquitectura, repleta de ornatos de apariencia vegetal, presenta tres cuerpos de otras tantas calles y ático, superponiéndose en ellos columnas de estrías ondeantes y pilastras. Entre estos soportes se distribuyen relieves alusivos a la vida de la Virgen de la Pasión, más el grupo central de la Asunción. En el presbiterio también se localiza un relieve de San Juan Evangelista, de estilo expresivista propio del segundo tercio de siglo XVI, se debe posiblemente a Bernat de Flandes, artista que trabajaba en esta parroquia a juzgar por una tasación de 1563. De esta misma época es la talla sedente de la Virgen del Río venerada en una de las capillas laterales de la iglesia.

Ermita de Santiago

Se encuentra en la parte mas alta de la población, es un antiguo edificio medieval reformado en 1698 por Juan Francisco Aois con trazas de Francisco de Anchieta.. Se reduce a una nave con ábside semicircular en sillarejo,cubriendose por tres tramos de bóveda sobre fajones y pilares y un cuarto de esfera en la parte del ábside.En su interior alberga un retablo barroco con columnas salomónicas del año 1717, en el se alberga una talla de Santiago del siglo XVII con influencia manierista.El paisaje desde alli es magnífico , en dirección a Pamplona, puede contemplar las vistas de la sierra de Alaiz, al norte; la Valdorba, al este; las tierras altas hacia Artajona, al oeste y el piedemonte Tafalla-Olite, al sur.

En la parte alta de la población de encuentra la ermita de Santiago, antiguo edificio medieval reformado en 1698 por Juan Francisco de Aóis, con trazar de Francisco de Anchieta y también de fechas recientes. Se reduce a una nave con ábside semicircular construida en sillarejo, cubriéndose por tres tamos de bóveda rebajada sobre fajones y pilares y un cuarto de esfera en el parte ábside. Aquí se levantan un retablo barroco con columnas salomónicas, labrado en 1717 por Juan López de Sanmartín; su nicho principal cobija una talla de Santiago del siglo XVII, aunque con resabios romanistas. Fuera de casco urbano se halla la ermita de san Quirico y Santa Julieta, construcción rural de sillarejo en forma de rectángulo y cubierta a dos aguas Sobre vigas de madera.
El caserío de esta población se escalona por la pendiente en un montículo, barroca, con su fachada de sillarejo abiertas en amplios portalones de medio punto y ennoblecidas con aparatos escudo. Sobre el rió Cidacos, a corta distancia del pueblo, se conserva un puente medieval de sillería.

ESCUDOS

En la localidad hay abundantes casas solariegas con escudos.

Heráldica:

Las mismas armas que el Reino de Navarra, con la diferencia de carecer de esmeralda.Trae de gules y las cadenas de Navarra en orla, cruz y sotuer de oro. Por timbre un yelmo empenachado. Este blasón es el mismo que el de Navarra, con la única diferencia de que está timbrado de casco en vez de corona y carece de esmeralda en el centro del escudo.

HERALDICA MUNICIPAL : TRAE DE HULES Y LAS CADENAS DE NAVARRA EN ORLA , EN CRUZ Y EN SOTUER DE ORO. POR TIMBRE UN CASCO EMPENACHADO. ESTE BLASON ES EL MISMO QUE EL DE NAVARRA, CON LA UNICA DIFERENCIA DE QUE ESTA TIMBRADO DE CASCO EN VEZ DE CORONA Y CARACE DE ESMERALDA. LOR. CASA CONSISTORIAL: CONSTRUIDA EN 1955, CONSTA DE TRES PLANTAS CON PIEDRAS DE SILLAR EN LAS ESQUINAS Y EL RESTO DE LOS PARAMENTOS ENFOSCADOS Y PINTADOS . TUVO SU SEDE ANTERIOR EN EL ACTUAL EDIFICIO DE LAS ESCUELAS. CONSTRUIDAS TRAS LAS DEMOLICION DEL ANTIGUO EDIFICIO.

Muro de una era . Crismón

La parroquia de la Asunción de Nuestra Señora es una obra del s. XIII restaurada en la capilla mayor y colaterales durante la primera mitad del XVII. En 1801, se hace el pórtico, que consta de tres arcos de medio punto que recaen en pilares cruciformes de cañón con lunetos. El edificio posee planta de nave única con siete tramos distintos que incluyen la cabecera recta, dos capillas laterales y un coro alto a los pies. Cubierta de bóveda de cañón apuntado en la nave, excepto en el último tramo donde voltea una bóveda elíptica sobre pechinas que parece obra del XVII. En el exterior, de sillares articulados por contrafuertes, se aprecian las obras del XVII. Puerta de ingreso, en el muro de la Epístola. En este mismo lado a los pies la torre medieval con remate moderno. Al interior, del lado del Evangelio, una talla barroca del Crucificado y un pequeño retablo rococó que alberga la talla sedente de la Virgen del Río de 1560 con añadidos en el s. XVIII. El retablo mayor de fines del XVII en tres cuerpos con tres calles separadas por dobles columnas de fuste vibrante. Las superficies están cubiertas de tupida vegetación de hojarasca. Relieves y pinturas completan la ornamentación junto con el sagrario barroco en el centro. En un ambón, aparece un relieve de San Juan Evangelista del segundo tercio del s. XVI que conserva su rica policromía primitiva. Una pila de bautismos medieval del lado de la Epístola. Cajonería manierista de la primera mitad del s. XVII en la sacristía, así como diversas obras de orfebrería. Diversas tallas en otras dependencias y en la Casa Parroquial. En lo más alto del pueblo, se encuentra la ermita de Santiago de origen medieval restaurada a fines del s. XVII, y actualmente remodelada. Posee nave única de tres tramos con ábside semicircular. Cubierta de bóveda rebajada sobre arcos fajones que recaen sobre pilares. Exteriores de sillarejo y cabecera plana al exterior sobre la que se levanta una espadaña. En el presbiterio un pequeño retablo de estilo barroco de comienzos del s. XVIII, que alberga en la hornacina principal una talla de Santiago del XVII con reminiscencias renacentistas. Otra pequeña edificación de tipo rural, es la ermita de San Quirico y Santa Julieta de planta rectangular y cubierta a dos aguas con vigas de madera. Al interior, restos de un retablo rococó y una pila de agua bendita de la segunda mitad del s. XVIII. Al lado de la parroquia se localiza la casa del Vínculo, con un único cuerpo de sillarejo y gran puerta adintelada sobre la que campea un blasón barroco con inscripción. Ante este edificio se alza otro de sillarejo de tipo popular, con una ventana con doble arco apuntado gótico y otra, también geminada, con arquillos conopiales de comienzos del s. XVI. La casa contigua tiene dos cuerpos y ático articulados con ventanas rectas, excepto la puerta de ingreso que forma un arco rebajado. Una casa de la c/ de la Iglesia luce en la clave de la portada un escudo de comienzos del s. XVIII con yelmo por timbre. En el barrio medio se localiza una casa del s. XVIII con dos cuerpos y ático muy rehechos, conservando un amplio portalón recto en esquina y sobre él un balcón con escudo rococó de la segunda mitad del s. XVIII. El edificio de enfrente es un granero de sillares rústicos con gran torreón en esquina. Su puerta, situada a gran altura sobre el nivel del suelo, apoya en un dintel con dos ménsulas cóncavas del s. XVI. A este siglo pertenece el núcleo primitivo de otra casa del barrio medio, de sillería, ampliada en el barroco con dos cuerpos de sillarejo. De la primera época conserva la puerta de ingreso de arco de medio punto con potente dovelaje con escudo en la clave. En la fachada barroca se exhibe escudo rococó de la segunda mitad del s. XVIII sobre mascarón inferior, leones tenantes y yelmo por timbre. Frente a esta casa se encuentra otra de dos cuerpos de sillarejo articulados por ventanas rectas. Sigue la casa de los Labiano con dos cuerpos de sillarejo y ático culminando en alero de madera. Sobre la puerta se sitúa un escudo barroco del s. XVII. En el barrio bajo se encuentra un gran arco de medio punto con dovelaje gigante propio del s. XVI con escudo de la época en la clave. Sobre el río Cidacos se conserva un pequeño puente medieval de sillería con dos ojos, uno apuntado y otro de medio punto, entre parteaguas de sección triangular. (Ref. C. M. N., M. de Olite).